domingo, 11 de abril de 2010

Velo del paladar, paladar muelle o paladar blando por María Paula Vivas

Velo del paladar, paladar muelle o paladar blando:
Es un pliegue fibrosomuscular móvil unido al borde posterior de la bóveda palatina, conforma la pared posterior de la boca, forma una división parcial entre la nasofaringe por arriba y la bucofaringe por abajo.
Funciones:
·    Oclusión: cierre hermético de la cavidad nasofaríngea durante la deglución, ya que al elevarse tapan las coanas.
·    Fonación: ayuda a la resonancia durante el canto y la pronunciación de la letra “N”.  
Esta cubierto principalmente por epitelio plano estratificado, y en su cara anterior se encuentran numerosas glándulas palatinas, también se pueden observar folículos linfáticos.
Está reforzado por la aponeurosis palatina que se forma por la expansión tendinosa del músculo tensor del velo del paladar. Esta aponeurosis se inserta en el borde posterior del paladar duro.
El velo del paladar se continúa a los lados con la pared de la faringe y se une a la lengua y a la faringe a través de los arcos palatoglosos (pilares anteriores) y arcos palatofaringeos (pilares posteriores) que unen el paladar a la pared lateral de la faringe.
Descripción:
·    Cara anterior: Bucal, cóncava y lisa, que se continúa con el paladar duro.
·    Cara posterior: Nasal, que no es visible por el orificio bucal. Convexa, presenta una saliente mediana levantada por los músculos de la úvula.
·    Borde anterior: que corresponde al borde posterior del paladar duro.
·    Borde posteroinferior: Libre, marcado en la línea media por la saliente de la úvula. De la saliente de la úvula salen los arcos del paladar blando en número de a 4: dos arcos palatoglosos y dos palatofaringeos (anteriormente mencionados).

Entre los arcos de un mismo lado se excava la celda de la amígdala palatina. La raíz de la lengua, los arcos palatoglosos y el borde libre del paladar blando circunscriben en el itsmo de las fauces y orificio posterior de la boca, cuya forma es muy variable y está limitado por formaciones musculares.
Constitución anatómica:
El velo del paladar está formado por:
·    Armazón aponeurótico: la aponeurosis palatina.
·    Aparato muscular: que se asegura de su movilidad.
·    Revestimiento mucoso.
Músculos del velo del paladar:
Son diez, cinco a cada lado:
·    Músculo elevador del velo del paladar y el músculo tensor del velo del paladar lo relacionan con la base del cráneo.
·    Músculo palatogloso y palatofaríngeo lo solidarizan con la lengua y la faringe hacia abajo.
·    Músculos de la úvula refuerza la parte mediana del velo del paladar.
Músculo elevador del velo palatino:
Origen: cara inferior del ápex de la parte petrosa del hueso temporal y lámina medial del cartílago de la túbula auditiva.
Inserción: aponeurosis palatina y músculo del lado opuesto.
Acción: elevador del velo del paladar durante la deglución y el bostezo.



Músculo tensor del velo del paladar:
Origen: fosa escafoidea, espina del hueso esfenoidal y parte lateral del cartílago de la tuba auditiva.
Termina en un tendón que se refleja en el gancho de la lámina pterigoidea externa, pasa por una hendidura en el origen del buccinador y se inserta en la aponeurosis palatina.
Acción: tensa el velo del paladar y abre la desembocadura de la trompa auditiva durante la deglución y el bostezo.

Músculo palatogloso:
Origen: cara inferior de la aponeurosis palatina.
Inserción: lado y dorso de la lengua.
Acción: eleva la porción posterior de la lengua y aproxima los arcos palatoglosos.

Músculo palatofaríngeo:
Origen: borde posterior del paladar óseo y en la aponeurosis palatina.
En su origen, sus fibras son divididas en dos fascículos anterior y posterior por los músculos elevadores del velo del paladar y de la úvula.
Inserción: parte lateral de la faringe junto con el estilofaríngeo.
Acción: tensa el velo del paladar y tira de las paredes de la faringe en dirección superior, anterior y medial durante la deglución; aproxima los arcos palatofaríngeos.

Músculo de la úvula:
Origen: espina nasal posterior de los huesos palatinos y aponeurosis palatina.
Inserción: mucosa de la úvula.
Acción: elevador de la úvula.


Irrigación del velo del paladar:
Arterias: provienen de las arterias palatina descendente, palatina ascendente y faríngea ascendente.
Venas: son drenadas por el plexo pterigoideo y por las venas de la raíz de la lengua, tributarias de la vena yugular interna.
Vasos linfáticos: constituyen una red superior y una red inferior drenadas por ganglios linfáticos yugulodigástricos.

Inervación del velo del paladar:
Sensitiva: dada por el Trigémino, a través del nervio maxilar (V2) que da ramas pterigopalatinas para el ganglio pterigopalatino y que por medio de los Nervios palatinos lo inervan al igual que a la úvula y la amígdala.
Motora: todos los músculos del velo del paladar están inervados por los NC IX, X y XI a través del plexo faríngeo, excepto el músculo tensor que es inervado por el Nervio Pterigoideo medial a través del ganglio ótico.

BIBLIOGRAFÍA
·    Latarjet, M., Ruiz, A., (2005): Anatomía Humana 4 Edición Tomo 2. Editorial Médica Panamericana. Buenos Aires.
·    Moore, K., Dalley, A., (2008): Anatomía Con Orientación Clínica 5 Edición. Editorial Médica Panamericana. Madrid.
·    Chatain, I., Bustamante, J. (1986): Anatomía Macroscópica Funcional y Clínica. México D.F.: Sistemas Técnicos De Edición S.A. de C.V.
·    Richard, L., Drake: Gray Anatomía para Estudiantes, 1º Edición. España: Comité Consultor Editorial.

10 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. El tema de la compañera quedo a mi parecer muy bien resumido. Quizás no quedo muy claro la parte sobre las fauces que es lo que quiero complementar.
    Las fauces, coloquialmente llamadas garganta es un espacio situado entre la cavidad de la boca y la faringe; está rodeado por arriba por el paladar blando, por abajo por la raíz de la lengua y en la parte lateral por los pilares de las fauces, es decir los arcos palatogloso y palatofaríngeo. Posee un espacio llamado istmo de las fauces, el cual es corto y constreñido y establece la conexión entre la cavidad oral propiamente dicha y la orofaringe. El istmo está rodeado por delante por los pliegues palatogloso y por detrás por los pliegues palatofaríngeos. Entre estos dos pliegues además, se forma el seno o fosa amigdalina, donde se sitúan unas masas de tejido linfoide conocidas como amígdalas palatinas o tonsilas.

    Omar Z.

    ResponderEliminar
  4. Maria Paula Explica muy claro las partes del paladar blando, pero no podemos olvidar de que el paladar blando al hablar, abre y cierra una entrada (la nasofaringe). Esta estrada está oculta y no se puede ver aunque miremos en el interior de la boca y este, Ajusta los sonidos y el flujo de aire desde la garganta, para hacer los sonidos.

    MELISSA A. BURBANO

    ResponderEliminar
  5. Me gusto mucho el resumen de mi compañera y es muy claro a la vez, quiero completar un poco de la irrigación e inervación del paladar blando o velo del paladar:
    Irrigación:
    Arteria palatina ascendente: nace en el cuello, a partir de la arteria facial; asciende por la pared lateral de la faringe lateral al musculo constructor superior, en el borde superior del mismo se introduce medial al musculo elevador del velo y se distribuye en el velo del paladar y la tuba auditiva.
    Arteria palatina menor: rama menor de la arteria palatina descendiente (rama de la arteria maxilar), que emergen de la fosa pterigopalatina por los forámenes palatino menor, que irrigan la mucosa del velo del paladar.
    Inervación:
    los nervios palatinos acompañan a las arterias por los orificios palatinos mayor y menor, respectivamente. Con excepción del musculo tensor del velo del paladar, inervado por el nervio maxilar, todos los músculos del velo del paladar son inervados por el plexo nervioso faríngeo.
    Nervios palatinos menores.

    ResponderEliminar
  6. Respecto al resúmen de mi compañera Maria Paula Vivas, considero que es preciso y coherente, nos explica los aspectos más importantes sobre el velo del paladar como son algunas de sus características, irrigación e inervación, de mi parte quisiera agregarle algo sobre la anatomía funcional, donde encontramos que por medio de la contracción de los músculos elevador y tensor del velo del paladar, se dilata la trompa auditiva. Esta contracción favorece la libre circulación del aire desde la nasofaringe hasta el oído medio, contribuyendo a nivelar las presiones del aire entre ambos. Se sabe que los movimientos de deglución restablecen el equilibrio en la cavidad timpánica cuando éste ha sido perturbado.

    ResponderEliminar
  7. El resumen de mi compañera Maria Paula es muy claro quisiera anexar algo sobre EL PALADAR BLANDO: la tension del paladar blando lo ubica en una posicion intermedia, de forma que la lengua pueda empujar contra el, comprimir la comida masticada y propulsarla dentro de la faringe para su deglucion.

    ResponderEliminar
  8. el resumen realizado por la compañera me ha parecido claro y concreto; a pesar de esto quisiera complementar que se nos paso por alto recordar que el paladar blando tiene una inervacion sensitiva especial (gustatoria) proporcionada por el nervio facial.

    ResponderEliminar
  9. El resumen de mi compañera estuvo muy completo, conciso y comprensible, al igual que los comentarios de mis demás compañeros. A modo de complemetno, se debe recordar que histológicamente una característica importante del paladar, además del proceso de la deglución e inervación gustativa es la presencia de numerosas glándulas mucosas, importantes para la lubricación y defensa de la cavidad oral. Muchas veces la literatura menciona poco en relación a su inervación parasimpática. Para dar solución a la pregunta, se puede decir que la inervación parasimpática de las glándulas está llevada a cabo por el nervio facial que después de realizar sinapsis en el gaanglio pterigopalatino, acompaña los nervios palatinos menores y mayores para realizar la eferencia. Al mismo tiempo, las ramas post-ganglionares simpáticas acompañan las ramas de la segunda división del trigémino para realizar su función en dichas glándulas, que recordemos, es inhibitoria.

    ResponderEliminar
  10. El resumen de la compañera maria paula es mur comprensible, me gustaria agregar que la sensibilidad del velo del paladar se puede explorar clinicamente, cuando esta se altera traduce una perturbacion en el dominio del trigemino. su paralisis produce modificaciones de la voz(voz nasal) y trastornos de la deglucion (regurgitacion nasal)

    ResponderEliminar